Historia


El Primer Equipo de Los Cuervos

Arriba (de izquierda a derecha): Jaime Cardoso, Gualterio “Teno” Sebasti, Gilberto Pratt, Gonzalo Dupont, Enrique “Quique” Escardó, Carlos Cardoso, Jorge Pol y Reynaldo Young

Abajo (de izquierda a derecha): Alberto Inciarte, Jorge Inciarte, José Pedro “ El Canguro” Varela, Alberto Brause (Cap.), Daniel Puig, Alberto Stewart, José Gabriel “Cacho” Terra

Historia

El 3 de abril de 1959 encontró en una reunión social a un grupo de amigos, separados por los colores de camisetas como la de Trouville, Old Boys y Carrasco Polo, pero unidos por un gran sentido de la amistad y por la pasión por el rugby.Era lógico que de ese encuentro surgiera la idea de formar un equipo que cumpliera los objetivos de este maravilloso deporte, competir entre amigos.

Estaba la idea, pero faltaban los jugadores, la cancha, autoridades y hasta los colores para un equipo que no tenía nombre todavía.

Pero la pasión por el rugby y el sentido de la amistad logrado entre jóvenes jugadores de varios clubes era tan grande que nada podía oponerse a los deseos de competir lealmente y así fue que nacieron Los Cuervos.Luego de muchas discusiones y frente a la premura de presentar la solicitud de afiliación ante la Unión de Rugby del Uruguay, cosa que se hizo 10 días después, se opto por el nombre de Los Cuervos para denominar el nuevo equipo y por el negro como el color de la camiseta.

Razones estéticas y practicas, ya que no había tiempo de encargar equipos nuevos a Buenos Aires, hicieron que la única solución fuese teñir de negro, único color que mata a los otros, las vestimentas que aportaba cada jugador.Para entonces ya había otras decenas de jugadores, provenientes algunos de otros clubes y otros que querían iniciarse en el rugby.

Pero faltaban muchas cosas para quienes debían comenzar a competir oficialmente en pocas semanas. Y en ese momento surgió la idea del entonces presidente del Club de Golf del Uruguay, ex jugador y dirigente del rugby, Ingeniero Eduardo Crispo Ayala, de que Los Cuervos debían integrarse y representar a esa prestigiosa institución.

Y así, con la fe en los nuevos rugbistas del Ing. Crispo Ayala, el apoyo de los demás miembros de la comisión directiva y todos sus asociados, la buena disposición de la Unión de Rugby del Uruguay y la sincera amistad de los demás clubes, Los Cuervos salieron a jugar su primer partido oficial representando al Club de Golf del Uruguay.

Un gran apoyo para que el impulso de los jóvenes rugbistas llegue a destino fue también el que deposito en ellos esa figura inolvidable, padre del rugby en el Uruguay, Don Charlie Cat.El primer encuentro lo disputaron en la ciudad de Colonia, un domingo lluvioso y les toco perder pero, al salir de la cancha embarrados, con los equipos desteñidos por el agua, comprendieron que el esfuerzo había valido la pena. El rugby no los había defraudado: habían competido lealmente y hecho nuevos amigos.